Menú Principal

Fue Lanzarote mí cuna
Arrecife mí almohada
Porto Naos mí escuela
El Charco me  bautizara.

Cuando de ti me alejé
Rumbo a mares afuera
Dos tablas bajo mis pies,
Adiós tierra conejera.

Entre vaivén y vaivén
Mí niñez atrás se queda
Triste y feliz también
Pensando en la recalada.

Nueve meses sin verte
Faenando en Mauritania
Más hondo me hizo quererte
Mi hermosa isla canaria.

Lanzarote fue mi cuna
Arrecife mi almohada
Porto Naos mi escuela
San Román mí morada.

Presumiendo de jardín
Teniendo las flores secas,
Si te miras al espejo
Ya veras lo que te queda.
Eres como un río seco,
Solo tienes polvaredas.
Si andas buscando amores
No tienes ni quien te quiera.
Despreciabas a los pobres
Por tener manos callosas,
Mira que vueltas has dado
Hoy quieres a cualquier cosa.
Presumiendo de jardín
Teniendo las flores secas,
Aunque hoy te sobre el agua
Te hacen falta macetas.


¡Adiós Banco Sahariano!
¡Adiós a todas sus Canteras!
¡Adiós queridos Rocotes!
Villa Cisneros y La Güera!
Ya se acabaron las chopas,
las arañas y las jareas.
¡Adiós al pescado en rama!
A los tollos y las huevas.
¡Adiós corvinitas a la plancha,
sancochos y  ropavieja!
¡Adiós al mojo canario!
¿A ver ahora en qué se emplea?
-Adiós a una profesión-
San Pedro pescador era,
Los marineros al paro
Y las gaviotas a tierra.

Hay que ver cómo es la vida,

esto sólo a mí me pasa,

ando siempre con Los Dolores

teniendo Los Remedios en casa.

Estoy todo desclavado,

desde la roda al codaste;

el cebo ya no me alivia,

Ni cataplasmas ni parches.

Ya se me picó la quilla,

los maderos y la zapata,

sólo el botalón está sano

y los flechaste de las jarcias.

Me hace falta una carena,

varar en una buena playa,

rebujar todos los clavos

y poner alguna tabla.

Mis fotos

postal3p.jpg