Menú Principal

Timanfaya, Timanfaya,
cuando  mis ojos  abrí
fue  lo primero que  vi
de esta  tierra  Canaria.

De  Port  Said   a la  Güera,
de  Buena Esperanza a Espartel,
no existe tierra más linda,
en este  hermoso  vergel.  
Y en ella, esta  mi isla,
la  Perla  de  este  Edén.

De la  Geria  negra  y  verde,
nace  el  vino parrandero,
orgullo  del  conejero,
envidia  del  forastero.

En Arrecife  nací,
conejero  por fortuna,
amante  de la aventura,
enamorado  del Mundo.

De  tus  entrañas Timanfaya,
brota  en  mi  corazón fuego,
de  tu  lava mi  piel  morena
y  de  Janubio  el  salero.

Mis fotos

postal3p.jpg