CURIOSIDADES
En la Roma del siglo XVI existía una estatua denominada popularmente El maestro pasquino, donde los ciudadanos solían colgar versos satíricos en los que se criticaba y ridiculizaba a las principales figuras del papado y, en ocasiones, al mismísimo Papa. Esta práctica duró varios siglos.
CanariasWeb.Net