CURIOSIDADES
Los chinos adiestraban a los ciegos para la práctica del masaje con doble intención. Por una porte, se pensaba que los invidentes tenían más desarrollado el tacto y, por otra, podían tratar a la clientela femenina sin pudores.
CanariasWeb.Net